Historia de la UNAH

Primer Antecedente de la Universidad 

Varios jóvenes hondureños, amigos y alumnos del padre José Trinidad Reyes llamados Máximo Soto, Alejandro Flores, Miguel Antonio Rovelo, Yanuario Girón y Pedro Chirinos, decidieron fundar una sociedad de estudios, que inauguraron el 14 de diciembre de 1845 con el nombre de "Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto", primer antecedente de la Universidad.

10 de marzo 1846

La Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto, de carácter privado, recibió protección del gobierno del país, bajo el nombre de "Academia Literaria de Tegucigalpa" y dirigida por el padre Reyes.

Para 1847, el Presidente Juan Lindo y el Padre José Trinidad Reyes coincidieron en la conveniencia de transformar la Academia en Universidad del Estado, razón por la cual en los meses siguientes se hicieron cambios y nombramientos para adecuar la nueva estructura académica.

19 de septiembre 1847

Se inauguró solemnemente la Universidad en ceremonia pública encabezada por el Presidente Juan Lindo y el Rector José Trinidad Reyes, considerados justamente como fundadores de la primera casa de estudios del país.

La Universidad funciono por varios años en el Convento San Francisco, situado en el actual parque Valle de Tegucigalpa.

1896 - 1965

Luego de tener su sede en el Convento San Francisco de Tegucigalpa, la Universidad pasó al edificio contiguo a la Iglesia La Merced en el año 1896, donde permaneció hasta que fue trasladada a lo que es ahora Ciudad Universitaria, cuya construcción inició el 30 de junio de 1965.

Conquista de la Autonomía Universitaria

La Universidad conquistó la Autonomía el 15 de octubre de 1957 en virtud del Decreto N° 170 emitido por la Junta Militar del Gobierno, constituida por los señores Héctor Caraccioli y Roberto Gálvez Barnes.

Ese mismo decreto contiene la primera Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, vigente hasta el 11 de febrero de 2005, cuando fue sustituida por la nueva Ley aprobada por el Congreso Nacional según decreto número 209-2004.

La Ley Orgánica permitió que la UNAH desarrollara  una educación  basada en el pluralismo ideológico, libertad plena de cátedra,  estudio, investigación y de vinculación de la universidad con la sociedad; así como la gestión y administración de sus propios recursos.

De igual manera, la autonomía brinda la facultad y capacidad para elegir sin injerencia política  sus propias autoridades, emitir las normas reglamentarias y la formulación de las políticas en relación con el ingreso, permanencia y egreso de los estudiantes, entre otras atribuciones.

¿Qué comprende la Autonomía Universitaria de la UNAH?

 

Según lo establecido en la Ley Orgánica, la Autonomía comprende:

  • Pluralismo ideológico, libertad plena de cátedra, de estudio, de investigación y de vinculación de la universidad con la sociedad;
  • La autonomía en la gestión y administración de sus propios recursos, con transparencia y rendición de cuentas ante la comunidad universitaria, los entes contralores del Estado y la sociedad en general;
  • La facultad y capacidad para elegir autónomamente sus propias autoridades;
  • La facultad para emitir las normas reglamentarias o estatutarias que sean necesarias para desarrollar la Ley Orgánica;y,
  • La autonomía para manejar sus relaciones laborales y la formulación de las políticas en relación con el ingreso, permanencia y egreso de los estudiantes.
El artículo 160 de la Constitución de la República vigente establece que la UNAH goza de la exclusividad de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior y profesional.